Litúrgica Zahara

(Fotos: Liliana López) Ahora Zahara es eléctrica. Potente, entona sus cánticos como una princesa india, pero no de las de Disney, sino de las que montan salvajes a pelo su caballo y cortan cabelleras como la que ella ondea mientras defiende a voz en grito su nuevo álbum, “Santa”.

Grandes pagafantas de la historia

Que dice D. que ha descubierto que el mejor afrodisíaco del mundo es el rechazo o la indiferencia. No seré yo, vive dios, de ese tipo de tías a las que les gusta que le metan caña, ésas que se vuelven locas por tipejos que lucen una estudiada pose de prefieropasearamiperroantesquellamarte.