Bubbly chic: los mejores lugares para tomar champán

Bubbly chic: los mejores lugares para tomar champán

¿Eres de los que piensan que una fiesta glamourosa no sería lo mismo sin un brindis con burbujas? Si la respuesta es sí, ¿sabes dónde se elaboran los espumosos que te alegran los eventos? Vamos a hacer un recorrido Niumba te descorcha las mejores botellas para brindar por todos ellos, desde los elaborados en los viñedos del Véneto a los de las cavas catalanas.

Champán de Champaña, Francia

01
Fotografía de Jan Persiel (licencia) vía Flickr

¡Un brindis por Nicolas Ruinart, fundador de la primera casa de champán en 1729! La fiesta no decae y hoy la casa Ruinart está abierta al público. Sus imponentes bodegas son de las más grandes de la región y se extienden por 8 km y tres plantas.

La cercana Reims bien merece una visita también. Al pasear por la catedral, uno puede imaginarse la opulencia de las coronaciones que en ella tuvieron lugar. Después, una buena idea es visitar el mercado art decó de Reims, las Halles du Boulingrin, para comprar delicias locales. Pregunta por el cendré de Champagne, cremoso queso ahumado que se cura con ceniza de haya.

Cava catalán, España

¿Has pensado alguna vez en elaborar tu propio vino? La bodega catalana ArtCava te ofrece la oportunidad de crear tu propio cava. Escoge la mezcla que más te guste y ponte guantes y visera para hacerle el degüelle y quitarle el sedimento. Una vez embotellado, ¿por qué no diseñar su etiqueta y ponerle nombre también? Ah, y al final hay que catarlo (por motivos de control de calidad, claro). ¡Salud!

Podrás continuar con las catas en las magníficas xampanyerias (bares de cava) de la cercana Barcelona: El Xampanyet es excelente y se encuentra en la misma calle que el magnífico Museo Picasso. Otro buen lugar para admirar arte de maestros como El Greco o Dalí es el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Por último, recuerda que todo viaje a Barcelona debe incluir una visita a la Sagrada Familia, una auténtica maravilla.

Prosecco del Véneto, Italia

Los viñedos de la región de Prosecco se extienden ante el viajero al caminar por sus pintorescos caminos rurales. Disfrutar del rumor de una cascada cantarina junto a un bello molino o admirar sobrecogedoras iglesias y antiguas abadías son otros de los alicientes de la visita. Cuando veas una bodega por el camino, acércate para ver las prensas y salas de fermentación. Tras la visita, ¿por qué no darle un capricho al paladar con una cata al aire libre acompañada de un buen trozo de delicioso queso asiago?

Vicenza es otro sitio encantador para hacer un alto en el camino y empaparte de la calma que reina en la región. En ella se encuentra la sala de artes escénicas cubierta más antigua que se conserva en el mundo, el Teatro Olímpico, y quizás podrías asistir a un concierto. A las afueras de Vicenza también puedes ir a ver Villa Capra, palacio renacentista de perfectas proporciones e impresionantes frescos.

Espumoso de Cornualles, Reino Unido

Hubo un tiempo en que eran el hazmerreír del mundo del vino, pero ahora los espumosos ingleses pueden decir aquello de “el que ríe el último, ríe mejor”. Para saber por qué, solo tienes que sentarte a saborear una copa de este vino espumoso en la terraza del multipremiado viñedo Camel Valley Vineyard. Annie Lindo lleva 25 años podando ella sola sus 500 vides, algo sin duda digno de un brindis.

Al pie del viñedo pasa el camino de Camel, que por un sentido lleva a la marisquería que tiene el chef Rick Stein en la bella localidad de Padstow, llamado The Seafood Restaurant, y por el otro a los impresionantes paisajes de los páramos de Bodmin Moor. Otra posibilidad es abrirte paso entre las sobrecogedoras ruinas del cercano castillo de Tintagel, lugar de nacimiento del rey Arturo según se dice, y visitar la cueva de Merlín.

Vino espumoso del valle de Napa, EE. UU.

Sube a bordo del tren del vino del valle de Napa y mira cómo se suceden por la ventanilla los numerosos viñedos de la región. ¿Ves una fortaleza de estilo toscano en lo alto de la colina? Es el Castello di Amorosa. En su interior podrás visitar sus dependencias, desde la gran sala de barricas hasta la capilla o el gran salón. Su precioso patio es el lugar perfecto para catar una copa de La Fantasia, un suave vino espumoso elaborado con uvas de las más de 12 hectáreas de viñedos de sus terrenos.

Luego, rehidrátate en los manantiales y géiseres de Calistoga, ciudad famosa por su agua mineral, que lleva embotellándose allí desde los años 20 del siglo pasado. Otra opción para el disfrute la ofrecen sus famosos baños de barro termal, en cuya composición hay ceniza volcánica del cercano monte Santa Helena. Por último, ¿por qué no darte el gusto de irte de compras por las elegantes boutiques de Santa Helena o los animados puestos de Oxbow, el mercado de abastos de Napa?

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published