El resto es humo

Regreso a mi blog, mi recreo, después de meses de ausencia que me han cambiado la vida. No me ocurrió, como me han contado que les ocurre a otros, una revolución interior, no vi la luz una mañana ni me desperté a lo José Tomás.

Grandes pagafantas de la historia

Que dice D. que ha descubierto que el mejor afrodisíaco del mundo es el rechazo o la indiferencia. No seré yo, vive dios, de ese tipo de tías a las que les gusta que le metan caña, ésas que se vuelven locas por tipejos que lucen una estudiada pose de prefieropasearamiperroantesquellamarte.