Janis Joplin que estás en los cielos, santificadas sean tus canciones

Janis Joplin que estás en los cielos, santificadas sean tus canciones

Janis_JoplinHace unos días fue el aniversario del nacimiento de Janis Joplin. Esa voz, y esas canciones, a las que habría que encomendarse cada vez que uno compra un disco, abre Spotify o bucea entre los discos y cd’s antiguos.

Cuando tenía 15 años y mi gustos musicales andaban revolucionados con Silvio Rodríguez, Serrat o Aute, mi padre acostumbraba a poner en el coche de regreso a casa a Janis Joplin y a Duke Ellington (lo sé, mi padre sabía lo que se hacía, y lo que se escuchaba). Comencé por aquel entonces una colección de discos de cantautores y, mira por dónde, la colección incluía un álbum de Janis Joplin. Así que, como todos los caminos conducían a ella, decidí interesarme por esa loca, con pinta de mamarracho que desgarraba su voz en cada nota. Hay más de cien motivos para amar a Janis Joplin y rezarle cada noche al dios que hay en su voz pero por el momento se me ocurren estas.

 

  1. Su versión del Summertime de Gershwin es probablemente una de las mejores versiones que se han hecho hasta ahora, con permiso de Ella, claro está. El Summertime de Joplin está cantado desde las entrañas.

 

  1. Si te has creído un hipster por estar tatuado, no te enteras de nada. Ella sí que innovó. En unos años en los que el tatuaje no estaba de moda, la Joplin acudió a uno de los mejores, Lyle Tuttle, que le pincharía uno de los tatuajes más icónicos del Rock. Su brazalete florentino en la parte más visible de la mano era un claro ejemplo de su descaro y sentido de la liberación. Pocos, entonces, (también ahora) se atreven con un tatuaje tan visible. De su tatuaje dijo: “Quería algo de decoración. El tatuaje que está enmi muñecaespara todo el mundo. El de mitetaes para mí ymisamigos.” Hizo una pausa yse rió entre dientes, “sólo un pequeño regalo para loschicos, como la guinda delpastel”.
  1. Cuando los grandes se descubren. La última grabación de Joplin fue una felicitación de cumpleaños para John Lennon, que éste recibió después de la muerte de Janis. No llegaron a conocerse nunca. Así lo explica Diego A. Manrique en este maravilloso artículo. En su artículo, Manrique describe bien el hilo conductor que unía a estos dos emblemáticos artistas: su gusto por el exhibicionismo. Parece que la Joplin le rompió el corazón a otro grande, Jim Morrison, después de romperle una botella en la cabeza.
  1. Janis Joplin es la protagonista de la famosa canción de Leonard Cohen, Chelsea Hotel No. 2. Un fugaz encuentro que, y por favor no se pierdan su maravillosa intro, Leonard Cohen retrató así:

  1. Pearl, el nombre de su último disco, es el apelativo con el que sus amigos solían llamarla. Grabó este disco con el productor de The Doors ya enganchada a la heroína. Sin embargo, resulta ser su disco más cálido y maduro, con canciones que en otra etapa de la Joplin quizá habrían parecido rarezas. En Pearl ese Mercedes Bez a capella para encajar a la perfección. Hay además cierto misticismo, ¿tal vez simbólico?, en el disco. Buried Alive in the Blues es sólo instrumental porque Joplin falleció el día antes en el que su voz fuera a acoplarse en la melodía.

 

Si después de escuchar a Janis Joplin en este vídeo, no la aman eternamente, es que no se merecen los bytes con los que trafican por la Red. Como dice el presentador: Si nunca han visto a Janis Joplin esta es su oportunidad.

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published