St. Paul and The Broken Bones son lo puto más y punto

St. Paul and The Broken Bones son lo puto más y punto

Paul Janeway, la voz de St. Paul and the broken bones , no tiene el físico que les gusta a las grandes productoras. Pero tiene todo lo demás, oh dios mío, vaya si lo tiene. Ese físico es prodigioso y punto. Janeway se contonea al ritmo de “Call me” mientras Otis Redding palpita a través de sus cuerdas vocales y el soul estalla en mil pedazos por los altavoces. Suban, suban el volumen de sus auriculares y besen por donde pisa Paul Janeway.

St. Paul and the broken  bones debería estar vendiendo discos a lo Adele. No les va mal del todo, pero se merecen más. Con su primer disco Half the city pensaron que la cosa quedaría entre amigos y se encargaron 1.000 unidades, pero en poco tiempo se convirtieron en 115.000 copias vendidas. El chico no sólo tiene voz, además despliega estilo, buen rollo y es un showman. Ya lo dijo su madre, según cuentan en The Rolling Stones Magazine,  “Mi madre me dijo, vas a ser un sacerdote o un presentador de circo”. Y el resultado es esta maravilla. Si de repente, creen haber escuchado un ligero sonido a lo Alabama Shakes, están en lo cierto. De hecho, este primer disco, Half the city fue producido por uno de los integrantes de Alaba Shakes, Ben Tanner.

Se enamorarán de Paul Janeway en Call me

Descubrirán lo que de verdad es el buen rollo en All I ever Wonder

Sabrán lo que es bueno de verdad en Flow with it. Puede que estén empezando a enamorarse de Paul.

¿Son o no son lo puto más? Creo que me he enamorado

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published